lunes, 15 de agosto de 2011

CIEN AÑOS DE BALONCESTO EN ESPAÑA. 1911-2011 (III)

Conclusiones.

Durante muchos años conocimos esta versión de la llegada del baloncesto a España y aún hoy en día no es raro escucharla o leerla:
El padre escolapio Eusebio Millán Alonso (La Quiñonería, Soria, 18 de diciembre de 1886- Alella, Barcelona, 11 de abril de 1956) regresa a Barcelona en 1921 tras diez años en Cuba e implanta en las Escuelas Pías de San Antón (en la Ronda de San Pablo, frente al mercado de San Antonio) el juego del basketball que ha conocido en la isla caribeña.
Con la colaboración de Ricardo Pardiñas fundan el primer club: el Laietà.
El 8 de diciembre de 1922 se juega en el campo de fútbol del Europa el primer partido "oficial": C.D. Europa 8- Laietà 2. Se jugó con siete jugadores por bando y las canastas colgando de las porterías de fútbol.
Pronto se crearon nuevos equipos en Barcelona y el 15 de abril de 1923 se inició el primer campeonato de Cataluña en el campo de rugby de La Foixarda, en Montjuic. Ganó el Patrie al Barcelona (nada que ver con el FC Barcelona, cuya sección de basket es de 1926) por 8-4 con arbitraje del cónsul estadounidense en Barcelona Mr.Austin.
Todo ello es cierto e importante, pero como hemos visto el baloncesto ya se conocía en España diez años antes de que el padre Millán regresara de Cuba. De hecho podemos fijar su año de inicio en 1911, el mismo año en el que el escolapio soriano inició su viaje a Las Américas...

FECHAS CLAVE:

1891: James Naismith crea el baloncesto en la escuela YMCA de Springfield (Massachusetts)
1904: Amadeo Llaverías cita la existencia del basketball en un artículo sobre los JJOO de San Luis en Los Deportes el 28 de agosto.
1906: en el número de diciembre la revista Gran Vida habla del basketball como "un juego bonito para señoras"
1908: el pedagogo Eladi Homs vive en Illinois con una bolsa de estudios del ayuntamiento de Barcelona y conoce el basketball.
1911: el 30 de junio en la revista La Moda Elegante Ilustrada "Lady Belgravia" explica con detalle las reglas del basketball (Pelota en Cesta en español, según ella). Sabemos que tras ese alias se escondía una monja estadounidense que había pasado 33 años en España y en 1911 ejercía de Madre Superiora en el Convento de la Asunción (St.Lawrence-on-sea, Inglaterra). Internado católico para niñas en el que se jugaba a baloncesto y en el que estudiaban muchas españolas.
Eladi Homs regresa a España y publica un artículo en la Revista de Educación en el que habla del basketball. Recomienda su inclusión en las escuelas catalanas.
1912: el 21 de noviembre leemos en El Mundo Deportivo que se va a iniciar la práctica de baloncesto femenino en el gimnasio Garcia Alsina de Barcelona.
1913: leemos en la Crónica Social de Terrassa y en El Mundo Deportivo que se juega a basketball en la escuela Vallparadís de Terrassa. Su director Alexandre Galí era amigo de Homs. Los dietarios del subdirector Artur Martorell y varios testimonios directos confirman que se jugó a baloncesto entre 1913-1915.
1921: el padre Eusebio Millán Alonso regresa de Cuba e implanta el baloncesto en el colegio de San Antón de Barcelona.

Para saber más:

Foto: el padre Millán con los niños jugando a baloncesto en el colegio de San Antón.

© Fernando Arrechea Rivas

domingo, 14 de agosto de 2011

CIEN AÑOS DE BALONCESTO EN ESPAÑA. 1911-2011 (II)


Eladi Homs. ¿padre de nuestro baloncesto?

Eladi Homs i Oller nació el 27 de febrero de 1886 en Valls (Tarragona) y fue maestro y pedagogo.
En 1907 trabajaba de maestro en el colegio Mont d´Or y recibió una bolsa de estudios del ayuntamiento de la Ciudad Condal para ampliar estudios en Estados Unidos. Estuvo en Urbana y Chicago (Illinois), estudiando en sus universidades y aprendiendo nuevas corrientes educativas y métodos pedagógicos. También tomó buena nota de las clases de Educación Física y de deportes desconocidos para él. Como el basketball.

En septiembre de 1910 regresa a Barcelona y en 1911 publica "La educación escolar" en la Revista de Educación, en dicho artículo describe el baloncesto, deporte que recomendó para las clases de Educación Física.

Pronto su recomendación fue escuchada, el 21 de noviembre de 1912 leemos esta breve nota en la primera página de El Mundo Deportivo:
"Nuevo sport. Un nuevo sport ha invadido el palenque de los deportes, es el "Basket-ball", juego que se practica en el extranjero en los principales centros docentes. Una pléyade de simpáticas señoritas concurrentes al Instituto Kinesioterápico del Sr. García, practicarán este deporte, nuevo entre nosotros, ya que tanto puede practicarlo el sexo bello como el fuerte. Deseamos muy de veras que el citado deporte arraigue entre nosotros, proporcionándonos el poder admirar cuanto antes a las hermosas sportswomen en su entrenamiento para llegar al conocimiento completo del juego."
El Instituto Higiénico Kinesioterápico era el gimnasio y centro terapéutico de Jaume Garcia Alsina (1874-1936), catedrático de medicina y gimnasia, primer presidente del Comité Olímpico Catalán y personaje clave en el desarrollo del deporte y el olimpismo entre nosotros.
Su gimnasio de Barcelona fue el primer lugar (noviembre de 1912) en el que nos conste documentalmente que se practicara baloncesto (femenino) en España. Algunos biógrafos de Garcia Alsina (Joan Fauria, Félix Martialay) ya lo habían destacado.

Todos estos antecedentes de nuestro basket anteriores a la "llegada oficial" del mismo de la mano del padre Millán en 1921 empezaron a rescatarse y estudiarse en 1986 tras el descubrimiento en el Archivo Tobella de Terrassa de una breve noticia en el diario local Crónica Social del 4 de marzo de 1913 en la que se leía: "Basket-Ball. En el campo Vallparadís, dentro de poco, los alumnos de la escuela del mismo nombre practicarán este nuevo deporte, desconocido hasta hoy entre nosotros."
La noticia del descubrimiento apareció en La Vanguardia el 3 de diciembre de 1986 y ha sido una polémica recurrente en las páginas (sobre todo en la sección de cartas al director) de ese rotativo. También la Fundació del Basket Català ha realizado importantes investigaciones al respecto.
Incluso un hijo de Eladi Homs (Conrado Homs Zimmer) llegó a publicar una carta el 14 de septiembre de 1995 reivindicando la paternidad del baloncesto español para su padre.
Personalmente siempre me ha sorprendido (con todo mis respeto para la prensa local) que el "descubrimiento" pasara por la Crónica Social de Terrassa cuando la noticia también apareció en la página 5 de El Mundo Deportivo el 13 de marzo de 1913:
"Los alumnos del colegio de Vallparadís se proponen implantar el "Basket-Ball", sport nuevo en esta ciudad."
Gracias a los testimonios de Conrado Homs Zimmer y de Josep Armengol (uno de aquellos niños de la escuela Vallparadís, entrevistado por Pedro Barthe para un excepcional documental de la serie de TVE "Chócala" emitida en 1992) y a los dietarios del subdirector de la escuela Artur Martorell, en los que se menciona el basketball en varias ocasiones, hemos podido reconstruir esa experiencia de baloncesto infantil masculino en la escuela Vallparadís de Terrassa entre 1913-1915. Remarcar que el director de la misma (Alexandre Galí) era gran amigo de Eladi Homs.
Pero recordemos que en el gimnasio de Garcia Alsina en Barcelona ya se jugaba baloncesto femenino en 1912.

Eladi Homs siguió desarrollando su carrera docente (alejado del deporte, que según el testimonio de su hijo, "nunca le interesó") hasta la Guerra Civil, tras la misma fue "depurado" y apartado de la escuela pública, trabajando en academias y dando clases particulares en Gandesa y Montblanc.
Falleció en Rubí (Barcelona) el 18 de marzo de 1973 a los 87 años.
Una escuela y una calle llevan hoy su nombre en Valls.
El resto de la historia de nuestro basket es más conocida y nos referiremos a ella en el próximo (y último) capítulo de esta serie.

© Fernando Arrechea Rivas

sábado, 13 de agosto de 2011

CIEN AÑOS DE BALONCESTO EN ESPAÑA. 1911-2011 (I)


Lady Belgravia. ¿Madre de nuestro baloncesto?

Durante decenios aprendimos que el baloncesto llegó a España en 1921 de la mano del padre escolapio Eusebio Millán Alonso, que lo había conocido en Cuba y lo introdujo en la Escuelas Pías de San Antón de Barcelona, germen del primer club español: el Laietà Basket Club (1922).
En 1986 nuevos datos pusieron en solfa esta versión: se divulgó que en un colegio de Terrassa (Vallparadís) se jugaba a baloncesto en 1913. El prestigioso historiador Josep Maria Ainaud de Lasarte fue más lejos al descubrir que el pedagogo Eladi Homs (que había estado en Chicago becado por el ayuntamiento de Barcelona) publicó un artículo sobre el baloncesto al regresar (1911) y lo introdujo en varias escuelas catalanas.
La polémica al respecto ha aparecido y desaparecido de la sección de Cartas al Director de algunos medios (especialmente de La Vanguardia) desde entonces.
En esta serie de artículos que iniciamos hoy intentaremos clarificar la cuestión, aportando nuevas pruebas que avalan 1911 como el año en el que el basketball llegó a nuestro país, por lo que nos encontramos de lleno en su Centenario.
Y llegó en 1911 por dos vías independientes, la ya conocida de Eladi Homs (sobre la que nos extenderemos en el segundo capítulo) y la desconocida y curiosísima de "Lady Belgravia".

El baloncesto nació en 1891 en la escuela YMCA de Sprinfield (Massachussets) de la mano del profesor de Educación Física de origen canadiense James Naismith.
La primera alusión al basketball que encontramos en la prensa española es en Los Deportes el 28 de agosto de 1904 con motivo de los Juegos Olímpicos de San Luis. Amadeo Llaverías dedica un artículo al evento titulado "Las manifestaciones de sport en la Exposición de San Luis" en la que enumera "los deportes que allí concursarán". Uno de ellos es el basketball sobre el que nada explica.
Años después (Gran Vida, diciembre de 1906 o El Imparcial, 21 de marzo de 1907) encontramos breves referencias al nuevo deporte indicando que se juega en "el extranjero" e incidiendo en sus bondades para las señoritas ("Schlagen-ball y el basket-ball son juegos bonitos para señoras").
En 1910 (La Vanguardia, 5 de septiembre de 1910) el amigo Amadeo Llaverías publica una completa clasificación de todos los deportes e incluye el basketball entre los "Juegos deportivos".
Varias alusiones que demuestran que algunos periodistas conocían de su existencia, pero que no demuestran que se jugara en España. Y llegamos a 1911.

El 14 de marzo de 1911 en una publicación dedicada a señoras llamada La Moda Elegante Ilustrada ("Periódico especial de señoras y señoritas, indispensable en toda casa de familia"), concretamente en una sección habitual dedicada a los consejos para jovencitas llamada "Desde mi celda. Cartas de todas partes. Saint Lawrence-on-sea" firmada con el alias "Lady Belgravia", encontramos esta frase: "Pero el que yo no apruebe los deportes hombrunos, como el foot-ball y el cricket, para las niñas, no es decir que no me gusten los juegos razonables y al aire libre, como el croquet, el tennis, el basket ball y el lacrosse..."

El 30 de junio Lady Belgravia regresa al tema del basketball desarrollándolo ampliamente:
"Hoy os voy a explicar el juego del basket-ball, que sirve para todas las edades, y al cual llamaremos en español pelota en cesta.
Los que tenéis la suerte de vivir en el campo o en una casa con jardín, podéis escoger una gran pradera para instalar el juego, cuyos utensilios son muy sencillos por cierto: se reducen a dos palos fuertes, que se clavan en la tierra, a gran distancia uno de otro, y a cuyo extremo superior está fuertemente sujeto en cada uno de ellos un cesto del tamaño y forma de los cestos para papeles. Hace falta un gran pelotón, de los llamados de foot-ball, o de los que, sin ser tan fuertes, están forrados de piel. La vida que ha de llevar este pelotón no es suave, y, por lo tanto. ha de ser fuerte su envoltura. Supongamos que sois doce los chicos y las chicas que vais a tomar parte en la batalla, pues batalla es: tendréis seis tiras de percalina roja, por ejemplo, y seis de percalina amarilla; seis chicos serán el bando rojo y se cruzarán el pecho con la banda de roja percalina, y seis serán el bando amarillo y harán lo propio con la banda de su color. Se me olvidaba advertiros un detalle importante: como los palos que sostienen la cesta han de ser bastante altos, para que el meter en ellos la pelota tenga más atractivo y más dificultad, estos palos, a la mitad de su altura, tienen un eje para inclinarlos y bajar así el cesto a la altura de la mano cuando hay que sacar la pelota. Empecemos a jugar. Seis encarnados estáis a mi derecha y seis amarillos a mi izquierda: yo tengo el pelotón, y después de decir "una, dos, tres", para que os preparéis, lo lanzo al aire en el centro del campo: supongamos que lo coge un amarillo. Ha de arrojarlo hacia la canasta del equipo contrario, pues la gracia del juego es meterlo en el cesto del enemigo, y esto es lo que hay que defender a capa y espada. Los amarillos o amarillas a meter la pelota en el cesto cuyo palo tiene una marca roja, y los rojos o rojas a meter la pelota en el cesto cuyo palo está marcado de amarillo. Esta lucha ocasiona carreras, saltos, gritos, risas y mucho movimiento y alegría, que es lo que hace falta siempre. Con este juego de basket-ball hacéis un ejercicio completo de todo el cuerpo, es una gimnasia perfecta, y al mismo tiempo os divertís en grande. Ahora, sí, os recomiendo a todos que aunque juguéis con entusiasmo, pues eso es natural, juguéis con esa finura con la cual se distingue a toda persona bien educada; defended vuestro pelotón en buena hora, pero sin golpes que puedan lastimar a vuestros compañeros o compañeras. No olvidéis el buen refrán español que dice: "En la mesa y en el juego se conoce al caballero". "

Toda una descripción del baloncesto (perdón, pelota en cesta) destinada a las familias de la alta sociedad española en 1911. Firmada por una misteriosa Lady Belgravia "desde mi celda" en Saint Lawrence-on-sea. ¿Quién era esta misteriosa divulgadora del basketball en España?

La respuesta la encontramos en el ABC del domingo 6 de agosto de 1911 en un artículo llamado "Impresiones de Inglaterra" firmado por Mayfair. El periodista español visita el Convento de la Asunción en St.Lawrence-on-sea, en el condado de Kent, en la costa este de Inglaterra, que también es un internado católico para señoritas donde estudian muchas españolas.
Al describirlo dice: "Grandes campos de juego: croquet, tennis, hockey, basket ball..."
Su descripción de la madre superiora es interesante: "Nos dice que es americana del norte, pero todo en ella nos dice que es española. Treinta y tres años de residencia en Málaga la han hecho española-andaluza."
Creo que queda claro quién era "Lady Belgravia": la madre superiora del Convento de la Asunción.
Una monja estadounidense que había pasado 33 años en un convento de Málaga antes de recalar en Inglaterra, conocer allí el "pelota en cesta" y divulgarlo a España en 1911 desde su sección en La Moda Elegante Ilustrada.
Mencionemos a las alumnas españolas de Saint Lawrence-on-sea pues ellas fueron, probablemente, nuestras pioneras en baloncesto:
María Luisa, María Teresa y María Isabel Ruiz de Arana, Mimi y Angelita del Mérito, María Teresa Villanueva, Pepita Vila, Carmen Díaz Rubin, María González, Concha Domínguez, Susanita Iturregui, Refugio Carrascosa, Pilar Robles, Concha Gallostra y Coello de Portugal.

1911. El año que Lady Belgravia explicaba el basketball a las lectoras de su revista. El mismo año que Eladi Homs regresaba a Cataluña tras tres años en Chicago e implantaba el mismo deporte en varias escuelas. Pero eso lo explicaremos en el próximo capítulo.

© Fernando Arrechea Rivas

lunes, 8 de agosto de 2011

CENTENARIO DEL COE (CONCLUSIONES)


Vamos a dejar este tema por el momento presentando unas conclusiones en forma de preguntas y respuestas:

- ¿Cuando se fundó el Comité Olímpico Español?

El Comité Olímpico Español se fundó en noviembre de 1905 en el domicilio (Carrera de San Jerónimo, Madrid) de su primer presidente, el marqués de Cabriñana del Monte.
Fue un acto público del que informó toda la prensa:
El Mundo Deportivo, 1 de febrero de 1906, Pág.6:
La Vanguardia, 7 de diciembre de 1905, Pág.4:
ABC, 5 de enero de 1906, Pág.10:
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1906/01/05/010.html

También Gran Vida, Heraldo de Madrid, El Liberal (que ofreció la noticia en exclusiva el 30 de julio de 1905, ver foto), etc.
En ocasiones se aduce que el COE no se registró hasta 1926 en Barcelona. No era necesario. La Ley de Asociaciones vigente en la época era la de 1887 que tenía un carácter declarativo (publicidad y toma de razón), para constituir una asociación legalmente (como el COE) no era necesario registrarla en ningún sitio ni pedir permiso a las autoridades. Bastaba con manifestar la voluntad de hacerlo.

Es cierto que el COE se refundó en Barcelona en 1924 tras desaparecer en 1920-21 y que pasó por otros periodos de crisis e inactividad tras la proclamación de la II República y durante la Guerra Civil. Pero la primera fundación fue, sin duda, la de 1905. Y no se puede fundar la misma cosa dos veces.

- ¿Cuando reconoció el COI al COE?

En este punto no especularemos ni opinaremos, nos limitaremos a copiar la pregunta que Luis Meléndez le hizo al barón de Coubertin en Ampurias en 1926 y la respuesta de Pierre de Frédy, al que suponemos una cierta autoridad en la materia:

Meléndez: En España se ignora la fecha en que se constituyó el Comité Olímpico Español: ¿usted la recuerda o podría darnos una referencia aproximada?

Coubertin: ....Puedo asegurarle que el Comité Olímpico Español fue oficialmente reconocido en el año 1909.

-¿Qué se conmemora el 23 de noviembre de 2012?

El 23 de noviembre de 2012 se cumplirán 100 años de la constitución del Comité Olímpico Español presidido por el marqués de Villamejor, que ya era presidente desde 1909 de un COE fundado en 1905.
El marqués de Villamejor eligió en esa fecha a los miembros de su comité y lo notificó a Coubertin que se lo había exigido en numerosas ocasiones y lo celebró en su boletín.

Eso celebraremos en 2012, lo que no me parece mal siempre que se recordaran los antecedentes desde 1905 y a sus protagonistas y se explicara la historia tal y como fue.

Feliz Centenario

© Fernando Arrechea Rivas

viernes, 5 de agosto de 2011

CENTENARIO DEL COE (III)



Hoy abordaremos con todo respeto las pruebas que aporta don Conrado Durántez para afirmar que el COE se fundó el 23 de noviembre de 1912.
Toda su teoría está expuesta en el libro El Comité Olímpico Español. Orígenes y Naturaleza Jurídica (Publicaciones del COE, Madrid, 1999) y resumida en un artículo recientemente difundido en la red: http://www.estudiosolimpicos.es/index.php?option=com_content&view=article&id=2740:centenario-del-coe&catid=69:historia&Itemid=89

Las pruebas que la avalan se resumen en:

-La correspondencia mantenida entre el marqués de Villamejor y el barón de Coubertin entre el 20 de noviembre y el 9 de diciembre de 1912. En una de esas cartas Villamejor notifica, literalmente:
"Tengo también la satisfacción de comunicaros, que el sábado constituiré mi Comité Español de los Juegos Olímpicos...".
En efecto, el 23 de noviembre de 1912 constituyó su Comité, es decir, que nombró a los miembros de dicho Comité. Comité que existía desde noviembre de 1905 y del que era presidente desde 1909.
El adjetivo posesivo MI cobra especial importancia en esta carta. Queda claro que no se constituye EL Comité Olímpico Español.
Se constituye el Comité Olímpico Español de Villamejor, con la siguiente composición:
Presidente: marqués de Villamejor. Miembros: Carlos Padrós Rubio, Pío Suárez Inclán, Marcelo Rivas Mateos, Alejandro Saint Aubin, marqués de Cabriñana del Monte, Marcelo Sanz Romo, Adolfo Díaz Enríquez, Luis de Uhagón y Rogelio Ferreras Barros.
La noticia apareció brevemente en la prensa:
El Mundo Deportivo, 12 de diciembre de 1912:

-Una frase de Coubertin en sus Memoires Olympiques: "Los Comités belga, danés y español (este último de reciente creación gracias a nuestro colega el marqués de Villamejor, hermano del conde de Romanones) funcionan bien".
Efectivamente, Villamejor creó su comité, nombró a los componentes del mismo, en noviembre de 1912. Como sabemos (ver dos artículos anteriores) lo hizo presionado desde Barcelona y abochornado por su nula actividad al frente del COE desde 1909 y en los asuntos olímpicos internacionales desde 1902.

-Dos breves noticias en la Revue Olympique de diciembre de 1912 "El Comité Olímpico Español que acaba de constituirse será presidido por el marqués de Villamejor que ha venido recientemente a París y ha tratado sobre este tema con el Presidente del Comité Olímpico Internacional" y de enero de 1913: "España sale de su indiferencia internacional. Encuentros que se multiplican y la formación definitiva del Comité Olímpico Español son claros indicios".
Poco que comentar, el boletín del COI se hace eco de la formación definitiva (como sabemos tampoco será la definitiva ya que desaparecerá en 1920-21 y será necesario refundarlo en Barcelona en 1924) y de la constitución del comité de Villamejor. Imaginamos la satisfacción de Coubertin por ver que, tras diez años en el COI y tres presidiendo el COE, el marqués de Villamejor dejaba de lado sus excusas y se activaba por fin.

Desgraciadamente el arrebato le duró poco y regresó a su estado vegetativo habitual y al discurso victimista y patético. Sólo la presión desde Barcelona le activaría de nuevo en 1920 para llevar una expedición a Amberes.

-Estas son las pruebas que avalan la fundación del COE en 1912.
Otro argumento de peso que se suele dar es que lo que importa es lo que diga el COI. Y, en efecto, lo que el COI dice (desde el año 2000, antes decía que databa de 1924) es que el COE data de 1912.
Cabría añadir que el COI se limita, en este punto, a aceptar lo que le diga el COE. En el año 2000 se aceptó un informe que avalaba 1912 como año de fundación. Quizás en el futuro se acepte otro informe que avale 1905.
O no.

© Fernando Arrechea Rivas

jueves, 4 de agosto de 2011

CENTENARIO DEL COE (II)


Seguimos con una exposición detallada del aluvión de pruebas que avalan la tesis Fauria de fundación del COE en 1905 y ponen en entredicho la tesis Durántez de 1912.
Recuerdo a los que desconozcan la polémica la existencia de un artículo resumen:

También en mis libros 1900. La Primera Aventura Olímpica Española y Olímpicos Españoles. De los Orígenes a 1936 puede hallarse una exposición más detallada.
Probablemente, el libro que contiene una más completa y rigurosa explicación de este embrollo es Amberes. Allí nació la furia española (RFEF, Madrid, 2000) del gran historiador del fútbol español Félix Martialay.
En sus páginas 30-38 contiene un capítulo titulado Nacimiento del Comité Olímpico Español en el que aclara el entuerto apoyando a Joan Fauria en este punto. Dos hombres (Martialay, Fauria) separados por un abismo ideológico, por dos concepciones antagónicas de España (de las Españas), discrepantes en prácticamente todo. No fue óbice para que don Félix, tras conocer todas las pruebas y acudir personalmente a las fuentes, diera la razón en este punto al señor Fauria.
Porque lo cortés no quita lo valiente y ningún investigador tiene o deja de tener razón por su ideología o por su personalidad, se tiene o no se tiene razón sí se pueden probar las teorías. Y Fauria, en el tema de la fundación del COE, podía.

La segunda prueba que comentamos hoy es un durísimo artículo aparecido en España Sportiva y reproducido en Gran Vida en su número de agosto de 1915, en la página 238.
Recordemos que Gran Vida era una publicación madrileña destinada a los sportmen de la época (aristócratas, grandes empresarios, alta burguesía) y su tono habitualmente melifluo y cortesano choca con la crudeza de este artículo brutal contra el marqués de Villamejor y el COE.
Como ya hicimos con la celebre carta de Villamejor a El Mundo Deportivo de 1913 que presentamos ayer (y a la que este artículo de 1915 responde y hace alusión) no voy a condicionar a nadie sobre la misma, el que tenga tiempo e interés que la lea y saque sus propias conclusiones (lo recomiendo, no tiene desperdicio).

Solo hacer hincapié en una frase: "De manera que en los cuatro ó cinco años que lleva de existencia ese Comité, ninguna iniciativa ha tomado, ningún paso ha dado en pro del atletismo; su labor se ha reducido a escribir una circular y una carta..."
Y una pregunta: ¿si el marqués de Villamejor funda el COE en noviembre de 1912 como podía llevar el comité presidido por Villamejor existiendo cuatro o cinco años en agosto de 1915?...

Feliz Centenario.

© Fernando Arrechea Rivas


miércoles, 3 de agosto de 2011

CENTENARIO DEL COE (I)


Como es público el Comité Olímpico Español está preparando la celebración de su centenario para el próximo año. Como también es bastante conocido, soy de la opinión de que dicha conmemoración es cuanto menos cuestionable, dado que el COE se fundó en noviembre de 1905 bajo la presidencia del marqués de Cabriñana del Monte:

Dado que la polémica ha renacido en los últimos días y han aumentado las consultas y preguntas sobre la misma y, por otra parte, parecen haber desaparecido de los resultados de búsqueda de google estos artículos sobre la misma por misteriosos motivos, creo oportuno reabrir la cuestión y presentar pormenorizadas las pruebas que avalan la tesis 1905 (o tesis Fauria), ya que fue Joan Fauria i Garcia el primero en presentarla en los años 90, con un antecedente importante y olvidado: en 1969 Luis Meléndez publicó un reportaje en El Mundo Deportivo que le había encargado Samaranch para conmemorar el 60º aniversario del reconocimiento del COE por el COI.
Curiosísimo informe en el que se mezclan algunos errores de bulto habituales hasta hace pocos años (considerar al conde de Mejorada del Campo y al marqués de Villamejor como dos señores distintos cuando eran el mismo, Gonzalo de Figueroa y Torres, usando títulos nobiliarios diferentes o desconocer la fundación de Cabriñana en 1905) con testimonios directos de gran valor histórico (especialmente las manifestaciones de Coubertin en Ampurias en 1926, en las que dijo que el COI había reconocido al COE en 1909).

La prueba (como si fuera esto un juicio) que deseo presentar para empezar esta nueva serie, es la que siempre me ha parecido más definitiva:
la carta que el marqués de Villamejor (miembro del COI desde 1902, presidente del COE desde 1909) envía al director de El Mundo Deportivo Narcís Masferrer y que se publica en la portada de dicho diario el jueves 4 de diciembre de 1913:
Es una carta histórica que no tiene desperdicio de principio a fin. Villamejor la escribe y envía como respuesta a las críticas que está recibiendo desde Barcelona por su absoluta ineptitud y desidia, lo que ha provocado la ausencia española en Estocolmo 1912.
No quiero comentarla ni valorarla en exceso, prefiero que aquel realmente interesado en esta polémica la lea y saque sus propias conclusiones.
Solo dos preguntas:
¿como podía llevar en noviembre de 1913 cuatro años siendo presidente del COE si el COE se funda en noviembre de 1912?
¿como pudo haber sucedido Villamejor al marqués de Cabriñana del Monte en la presidencia si fue el primer presidente y fundador?

Estas preguntas sí que son un trivial olímpico imposible de responder.
Feliz Centenario.

© Fernando Arrechea Rivas