viernes, 31 de octubre de 2008

LOS PRIMEROS INTENTOS DE CANDIDATURAS ESPAÑOLAS A JUEGOS DE INVIERNO: SIERRA NEVADA O JACA 1976 Y LA CERDAÑA 1980.




Aunque los primeros intentos serios (y recordados como tales) de candidatura española a Juegos Olímpicos de Invierno fueron los de Granada y Jaca a los JJOO de 1992 (frustrados por el COE y el Gobierno para no entorpecer el, ya de por si, difícil camino de Barcelona) y la primera candidatura formalizada la de Jaca 98, hay que recordar, sobre todo ahora cuando se vuelve a hablar de una posible candidatura liderada por Zaragoza, que en octubre-noviembre de 1969 ya fue noticia una posible candidatura española a los JJOO de Invierno de 1976.

La primera interesada fue Sierra Nevada (Granada), cuyas instalaciones fueron visitadas por el Delegado Nacional de Educación Física y Deportes (y presidente del COE y miembro del COI) Juan Antonio Samaranch a finales de octubre, anunciándose nuevas inversiones en telesquís y en un Centro de Transformación Eléctrico en La Veleta. Todo ello pensando en la eventual candidatura, tal como informaba "La Vanguardia" el 28 de octubre de 1969.
Pero en seguida surgió competencia interna desde Jaca (al igual que en la carrera del 92 y en la de 2010), así el 13 de octubre el Ayuntamiento de Jaca anunciaba que solicitaría ser la sede en caso de que España presentara candidatura. Entre sus argumentos estaba el poder garantizar nieve (insinuando que Sierra Nevada no podría) y la amplia superficie esquiable en Candanchú y Formigal.
El 3 de noviembre eran las "fuerzas vivas" de la provincia de Huesca y la "Unión Turística del Pirineo" las que reclamaban los Juegos para Jaca y sus estaciones cercanas y no escatimaban ataques a Granada, argumentando que Andalucía ya era sobradamente turística y que la "Olimpiada Blanca" en Sierra Nevada "sólo promocionaría a Sierra Nevada".

El problema era que mientras las dos aspirantes españolas se tiraban dardos, las autoridades franquistas y los observadores imparciales (prensa madrileña y barcelonesa, por ejemplo), no acababan de tomarse en serio la posibilidad de presentar candidatura.Basta con leer el artículo firmado por Luis Dupre en "la Vanguardia" el 23 de octubre para intuir una cierta sorna sobre las candidaturas blancas que proliferaban (hubo algún rumor desde Cataluña también).Estaba relativamente reciente el revés de abril de 1966, cuando la candidatura de Madrid fue rechazada frente a Munich en la carrera por los JJOO de 1972, y el nivel del deporte de nieve e hielo español era ínfimo (pese al espejismo de Paquito en Sapporo 72), además de enormes las inversiones que deberían de hacerse tanto en Granada-Sierra Nevada como en Jaca en el caso de conseguir los Juegos...
Pronto todo quedó olvidado y España no presentó candidatura (también hubo cambios en el gobierno por parte de Franco que pudieron influir).

No se volvió a hablar de candidaturas a Juegos de Invierno hasta el 25 de febrero de 1976, cuando el periodista Andrés Merce Varela (muy cercano a Samaranch y al COI y muy bien informado) sorprendió a propios y extraños con este titular en "La Vanguardia": "ANTE LA PROBABLE RENUNCIA DE LAKE PLACID PARA ORGANIZARLOS.UNA CANDIDATURA HISPANO-FRANCESA PARA LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO DE 1980.LA CERDAÑA, ESCENARIO IDÓNEO PARA LAS COMPETICIONES"
Todo partía del rumor de que Lake Placid (sede elegida para 1980) renunciaría por problemas económicos y el rechazo de sus ciudadanos a nuevos impuestos (como había ocurrido con Denver 76), con lo que el COI abriría un nuevo plazo de elección y escogería a cualquiera que pudiera acoger el evento con cuatro años de margen.
Merce Varela recuerda el intento granadino para 1976 y cita el Valle de Arán como otro posible escenario, pero él se decanta por la comarca catalana de La Cerdanya (o Cerdaña), dividida desde el Tratado de Los Pirineos (1659) entre España y Francia, como sede ideal.
Las sedes previstas (creo que pudo existir hasta un dossier) eran Puigcerdà, Font Romeu, La Masella, La Molina y otras estaciones francesas y españolas. Merce Varela habla de un aeródromo en Puigcerdà y de mejoras en las carreteras, entre otras inversiones necesarias.
Recordemos que en esa época el COI vivía una gran crisis de candidaturas por los problemas económicos de Montreal y se especulaba con candidaturas entre varios estados como una vía de solución (se hablaba de una candidatura conjunta de los países del Benelux para 1984). Superada esa crisis en los años venideros cayó en desgracia ese concepto de "repartir" los JJOO en amplias regiones o incluso entre varios estados y se empezó a primar la concentración, las distancias mínimas.
Finalmente Lake Placid superó los problemas y organizó los JJOO de Invierno de 1980, no se volvió a hablar de unos Juegos en La Cerdanya hasta hace pocos años, cuando surgió el rumor de una candidatura de Barcelona con Andorra y varias estaciones españolas y francesas a los JJOO de 2014, rumor que nunca se confirmó.

Ahora estamos con Zaragoza y su eventual candidatura a 2018 o 2022 con Andorra o con estaciones catalanas o (como sería más razonable) con Jaca y el Pirineo Aragonés.
Ya veremos.

domingo, 19 de octubre de 2008

BOICOTS Y AUSENCIAS EN LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS.



Un tópico muy repetido sobre los Juegos Mediterráneos es que nunca han sufrido ningún boicot y que contribuyen a estrechar lazos entre las naciones mediterráneas y sus diferentes culturas y religiones.
Como todos los tópicos no dejar de ser una simplificación de una realidad compleja que permite a quien lo utiliza quedar bien y ofrecer una imagen meliflua de lo que quiere "vender".
Soy un gran seguidor de los Juegos Mediterráneos desde niño, me parece una competición muy simpática y original y me apasiona su historia, pocas cosas me harían más feliz que verlos en mi Tarragona natal en 2017. Pero las cosas son como son, no como nos gustaría que fueran o que hubieran sido.

En principio los Juegos Mediterráneos son una competición destinada a los Comités Olímpicos Nacionales miembros del COI y que están a orillas del Mar Mediterráneo, pero obviamente hay un CON de un estado 100% mediterráneo que aunque ya estaba reconocido por el COI en 1951 cuando se celebraron los primeros Juegos en Alejandría (Egipto), no se admitió en la competición y jamás se le ha admitido pese a sus numerosas solicitudes y a la exigencia del COI para que se le abrieran las puertas.
Me refiero al Estado de Israel, evidentemente.
Egipto no los quiso en sus Juegos de 1951, en 1955 España tampoco los admitió en Barcelona con la excusa de que no habían estado en Alejandría, lo que provocó algunas quejas desde EEUU (Franco y Eisenhower habían firmado su Tratado en 1953) y obligó al ministro Martín Artajo a dar algunas explicaciones y a responsabilizar a los países árabes del boicot.
Paradójicamente, pocos días después de los Juegos Mediterráneos de Barcelona (16-25 de julio de 1955), se disputó en San Sebastián (entre el 7 y el 14 de agosto) la "IV Semana Internacional Deportiva Universitaria" (antecedente de las Universiadas) con participación de 20 paises "occidentales", entre los que se encontraban Egipto e Israel...

En 1959 se viajaba a Beirut, y la negativa del Líbano a permitir la entrada de deportistas israelíes llevó a la intervención del COI tras una protesta de la IAAF. En la revista Olympic Review se llegó a publicar un artículo titulado "The Mediterranean Games in Danger"
(http://www.la84foundation.org/OlympicInformationCenter/OlympicReview/1959/BDCE65/BDCE65i.pdf).Se proponía retirar el patrocinio del COI y cambiar el nombre a los Juegos, llamándolos "Juegos de Beirut", "Juegos del Líbano" o "Juegos Tricontinentales". 
En Túnez 1967 no sólo estuvo ausente Israel, también Egipto y Siria por efectos de la reciente "Guerra de los Seis Días". En 1975 en la edición de Árgel se repitió la propuesta del COI para la entrada de Israel, la negativa árabe y la propuesta de llamarles oficialmente "Los Juegos de Árgel" y no VII Juegos Mediterráneos, que no prosperó.
Periodicamente se publica que existen conversaciones para la admisión de Israel (y Palestina) en los Juegos, la última hacia 2005 afirmando que estarían en Pescara 2009, nunca se confirma y no parece que vayamos a tenerlos ni en Pescara ni en Volos. Ojalá (inshala) los tengamos en Tarragona 2017.

Pero tampoco es la ausencia permanente de Israel (y Palestina) el único boicot que se ha producido en la historia de los Juegos Mediterráneos.
Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Chipre no participaron en las primeras ediciones porque no eran estados independientes o miembros del COI. Sin embargo Malta, que fue colonia británica hasta 1964, si estuvo en los Juegos desde 1951. Mónaco debutó en Barcelona 55.
La Yugoslavia de Tito boicoteó la edición de Barcelona 1955 por motivos políticos evidentes.
Egipto y Siria participaron como una única nación (República Árabe Unida) en Beirut 59.
Como ya se ha reseñado, Egipto y Siria no participaron en Túnez 67 por consecuencias de la "Guerra de los Seis Días", que había tenido lugar tres meses antes.
Albania se autoexcluyó hasta Latakia 87.
Yugoslavia (Serbia y Montenegro en realidad) fue excluida de Languedoc-Rosellón 93 por el aislamiento internacional consecuencia de las Guerras de los Balcanes de los 90, por contra Eslovenia, Croacia y Bosnia-Hercegovina hicieron su debut.
Los serbios regresaron en Bari 97.
En Túnez 2001 hubo dos invitados (Andorra y Jordania), posteriormente se suprimió la posibilidad de invitar países ajenos (aunque Andorra fue admitida y estará en Pescara 2009).
El Comité Olímpico Griego hizo una propuesta para abrir los Juegos a estados cercanos como Portugal, Bulgaria o algunos países árabes (imagino que Jordania entre ellos), todavía no hay respuesta oficial.
Creo que se les debería admitir, no en vano hace años que se realizan excepciones y ya hay tres estados miembros que no tienen acceso al Mediterráneo (San Marino, Serbia y Andorra). De hecho, incluso una edición de los Juegos (Casablanca 83) tuvo lugar lejos del "Mare Nostrum"...

Este es el panorama, complejo y polémico (como complejos y polémicos son los países mediterráneos) de los boicots, ausencias, marchas y retornos en los entrañables Juegos Mediterráneos. Esperemos ver una edición en el futuro en la que no solo sean todos los que estén, sino que estén todos los que son. Con Israel y Palestina desfilando en Tarragona 2017.

viernes, 3 de octubre de 2008

ANTECEDENTES POCO CONOCIDOS DE LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS


La versión oficial es que la idea de crear unos Juegos Mediterráneos la tuvo Mohamed Taher Pacha (politólogo, presidente del Comité Olímpico Egipcio y miembro del COI) durante los Juegos Olímpicos de Londres en 1948. La versión oficial también recoge que la intención inicial de Taher Pacha era celebrar unos Juegos Africanos (lo que ya se había intentado en los años 20, llegándose a construir un estadio en Alejandría para tal fin), y que ante la imposibilidad de hacerlo por la situación colonial de practicamente todos los países del continente, se inclinó por unos Juegos regionales de los estados ribereños del Mar Mediterráneo.Celebrándose la primera edición precisamente en Alejandría, precisamente en el viejo estadio que llevaba desde 1927 esperando para acoger unos Juegos.
No seré yo quien intente derribar el mito ni reescribir la historia, pero lo cierto es que la idea de unos Juegos Mediterráneos estaba formulada y publicada muchos años antes de que Taher Pacha la propusiera, lo que no le quita mérito ni importancia a su obra ya que él la hizo realidad.
Pero es de justicia que recordemos a los pioneros, sobre todo cuando son compatriotas y han caído en el olvido.

Debemos remontarnos a finales de 1921 y situarnos en la ciudad de Barcelona. La Ciudad Condal está crecida, la neutralidad en la Gran Guerra Europea ha permitido unos años de bonanza y la burguesía exige nuevas obras, nuevos proyectos. Una Exposición Universal, unos Juegos Olímpicos...lo que sea.
Para conseguir los JJOO de 1924 se construye un estadio que pretende ser el mejor de Europa (el "Estadi Català") en la Foixarda, en la montaña de Montjuic, y se crea una "Confederació Catalana de Sports" formada por todas las federaciones, que encarga a los señores Trabal y Mesalles una ponencia que presente unas conclusiones y unos proyectos a lograr. En el diario "La Jornada Deportiva" del 14 de noviembre de 1921 (pág. 3) se publican esas conclusiones de la ponencia, y entre ellas, destaca la propuesta de organizar en Barcelona unos "Juegos Ibéricos" y celebrar unos "Juegos Mediterráneos" entre España, Francia e Italia, que se disputarían alternativamente en Marsella, Roma y Barcelona...
Sobre dichos Juegos añade el diario: "La celebración de unos juegos olímpicos mediterráneos, unos Juegos en que tomen parte las representaciones genuinas de la raza latina, basta y sobra para que se abra a Cataluña la puerta por donde ha de entrar en el inmenso estadio mundial, que ha de contemplar, indudablemente, sus triunfos...".
En la misma edición del diario (pág. 8 y 9) se informa con detalle del estado de las obras del nuevo estadio y de todas sus características técnicas comparándolo con los estadios olímpicos de Estocolmo y Amberes. Estaba previsto que fuera un estadio de atletismo con pista de ceniza de 400 m. y capacidad para 35.000 espectadores.
Se consideraba que sería "...un marco adecuado a la Olimpiada Ibérica que ha de celebrarse próximamente, y de la Olimpiada de las razas latinas que se celebrará en 1923...", el objetivo de los Juegos Olímpicos de 1924 también estaba en mente de todos.
Puede sorprender que llegaran a poner fecha a los primeros Juegos Mediterráneos, pero es que para el día 20 de noviembre estaba anunciada una reunión de las fuerzas vivas de la ciudad (una "asamblea magna") en las que debía anunciarse las fechas de una Exposición y de unos "magnos Juegos Mediterráneos"...todo muy magno, como puede verse.

Pero la realidad se impuso a los sueños, el "Estadi Català" se inauguró precipitadamente, antes de estar acabado (de hecho nunca se acabó) y con un amistoso de fútbol entre el Barcelona y el Sparta de Praga.
La idea de los "Juegos Mediterráneos" fue acogida con frialdad desde Francia y se cambió la idea por unos "Juegos Atléticos del Oeste de Europa" entre Francia, Bélgica, Italia y España. En su número del 27 de diciembre "La Jornada Deportiva" (o lo que es lo mismo, Josep Antoni Trabal, que además de estar en la ponencia que lanzó la idea de los Juegos Mediterráneos era el director de dicho diario deportivo) acoge con cierta resignación la idea francesa demandando la inclusión de Portugal ("para hallarla completa").

Todo quedo en nada: los Juegos Mediterráneos quedaron olvidados, los Juegos del Oeste de Europa nunca se disputaron (ni con Portugal ni sin ellos) y los Juegos Olímpicos de 1924 fueron concedidos por Coubertin a París practicamente "por decreto".
¿Y el Estadio? pues quedó sin concluir y cayó sobre él la ruina y el silencio.En 1927 se inició muy cerca la construcción del Estadio de Montjuic (actual Lluís Companys) y en 1955 el emplazamiento del viejo "Estadi Català" acogió un nuevo campo de rugby ("La Foixarda") para los II Juegos Mediterráneos de Barcelona (que aún existe). Finalmente la idea de Trabal se hizo realidad en Barcelona y (parcialmente) en la Foixarda, pero nadie se acordó de él...

Josep Antoni Trabal i Sans (1896-1980) fue médico, político y periodista.Presidente de la Federación Española de Atletismo (1927-1933), en su juventud militó en Estat Català y en Esquerra Republicana de Catalunya (fue secretario de Companys, además de diputado en Madrid). Se exilió tras la Guerra Civil y evolucionó hacia posturas liberales y monárquicas, siendo candidato de Alianza Popular en 1977...La foto que ilustra este artículo es suya y está tomada de la web de la Federación Española de Atletismo.
Creo que es de justicia recordar que la idea de unos "Juegos Mediterráneos" pudo ser del sr.Trabal.

Fuentes consultadas: "La Jornada Deportiva", 1921-1923.
Agradecimientos: Biblioteca de Catalunya (ARCA).